27 diciembre 2006

Feliz navidad para los deportados.

Cuando nació Jesucristo, allá por estas fechas, muy lejos del Vaticano, en una pequeña aldea de Palestina, el Imperio Romano colonizaba aquellas tierras.
Dos mil años después su mensaje de paz no ha cambiado el mundo.
En Palestina ahora hay otro imperio colonizador y los niños, como Jesús, no tienen casas para nacer, porque se las han destruido.
Algunos poderosos rezan en nombre de Jesús antes de invadir, torturar y matar.
La cristiandad nació en Oriente Medio, como tantas otras cosas, aunque en nuestro etnocentrismo no sepamos que hay cristianos, desde el siglo I hasta ahora, en Irak, en Turquía, en Siria, en Egipto, en Palestina.
Aunque no sepamos que los católicos son sólo un grupo de cristianos, y que otros cristianos se separaron de ellos hace ya más de 400 años porque el lujo y las jerarquías del Vaticano les parecían una ofensa a las enseñanzas de Cristo.
Aunque no sepamos que Jesús es también un profeta del Islam.
Aunque no queramos pensar que, como dice el escritor cristiano libanés Amin Maalouf, si existen cristianos en Oriente Medio es porque el islam dominante convivió con ellos siempre, igual que con los judíos, y respetó sus creencias con tolerancia.
Ojalá pudiéramos decir lo mismo en Europa y sobre todo en España, porque, aunque se nos haya olvidado, hubo españoles musulmanes y españoles judíos y con ellos fuimos la Inquisición, fuimos Bush, y no fuimos Jesucristo.
El mundo no ha cambiado mucho y Palestina sigue siendo un símbolo de opresión.

El Papa hace un llamamiento para la paz en el mundo, la reina de Inglaterra pide mayor tolerancia religiosa, pero ninguno de los 2 comenta esto:
"Israel anunció ayer la construcción de un nuevo asentamiento judío en la Cisjordania ocupada.
Los palestinos reaccionaron con costernación mientras la comunidad internacional no ha efectuado ninguna declaración de condena, dando así vía libre a Israel para que siga construyendo en los territorios ocupados en violación de la legislación internacional". (27-12-2006)

Y creo que tampoco tienen nada que decir de esto otro:
"El ejército israelí se ha ofrecido para deportar a la población palestina de dos pueblos que han quedado del lado hebreo del muro que Tel Aviv ha construido en los últimos años dentro de Cisjordania. Cuando se levantó la muralla se hizo dejando de la parte israelí a varios pueblos palestinos. El gobierno hebreo aseguró entonces que se iban a construir "puertas" para que los palestinos, en su mayoría campesinos, pudieran estar comunicados con los restantes pueblos de Cisjordania. Sin embargo, el ejército se lo ha vuelto a pensar y ha decidido ahora que lo mejor es deportarlos". (27-12-2006)


No me parece que el Jesucristo de la reina de Inglaterra, de Benedicto, de Aznar, de Bush, y de tantos otros tenga mucho que ver con aquel niño que nació en Palestina hace, al parecer, 2006 años.

26 diciembre 2006

El sí de las niñas.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, solicita elecciones anticipadas y al ministro español de Asuntos Exteriores le falta tiempo para declarar que España apoya esa decisión. Y la Unión Europea, y Estados Unidos, claro.

En Líbano también existe una situación de ingobernabilidad pero Moratinos, la Unión Europea y Estados Unidos, claro, reafirman su apoyo al primer ministro Fouad Siniora y no recomiendan esas mismas elecciones anticipadas o un gobierno de unión nacional.

Ya ha dejado de sorprendernos la impudicia con la que ciertos países se inmiscuyen en los asuntos internos de otros. ¿Alguien se imagina a Abbas "apoyando" en nombre de Palestina unas elecciones anticipadas en España? Pero, ¿quién coño nos creemos que somos?

Pero aparte de eso, ¿por qué esa diferente actitud en el caso de Palestina y en el de Líbano?
En Palestina el gobierno y el primer ministro pertenecen a Hamas, movimiento islámico, para algunos terrorista y para otros resistencia legítima a las décadas de invasión israelí.
Y el presidente Abbas pertenece a Fatah.
Estados Unidos, Israel y la Unión Europea saben que Abbas es muchísimo más manejable que Hamas y que está dispuesto a hacer casi cualquier concesión, como si los palestinos no hubieran hecho ya bastantes sin ningún resultado.
Y por eso todas esas "grandes democracias" pretenden olvidar que Hamas representa la democracia en Palestina y que si está en el gobierno es, ni más ni menos, que porque así lo quiso el pueblo palestino al votarles.
Al Fatah le convendría primero refrescar sus valores democráticos, que tantas décadas de monopolio del poder y corrupción en Palestina parecen haber embotado; Fatah nunca ha aceptado que perdieron las elecciones, que los palestinos lo echaron del poder, hartos.
Y segundo, aclararse las ideas porque parece que se les ha olvidado quién oprime a su pueblo, quién los mantiene en la miseria y la humillación, quién los mata cada día. Y quién apoya el genocidio. Y quién mira para otro lado y deja hacer.

En Líbano la situación es muy distinta pero también se ha llegado a una parálisis, a una imposibilidad de gobernar el país.
En este caso Moratinos, la Unión Europea y Estados Unidos, claro, apoyan al gobierno democrático, el del también muy manejable y "pro-occidental" Siniora.
Porque en este caso la oposición es, entre otros, el movimiento islámico Hizbullah, para unos terrorista, para otros resistencia legítima ante la agresión israelí.
Y también parecen olvidar que Hizbullah representa a muchísimos libaneses, más que cualquier otro partido.

En resumen, depende de dónde y cómo, se apoyan unas elecciones anticipadas o se rechazan, se exige un gobierno de unión nacional o no se habla de ello.
El doble rasero de siempre.

Qué pena que cada vez haya menos países independientes y con capacidad de decisión.
Lo que Moratinos debería exigir es la independencia de Palestina ya, que va siendo hora, y el cumplimiento de todas las resoluciones de la Onu. De todas. Y el respeto de los derechos humanos por parte de todos los países. De todos.
Pero ya sabemos que eso, bueno...

Mientras tanto los imperialistas ineptos y todos los que no se atreven a decir "no" han provocado una guerra civil en Irak.
Un peligro de guerra civil en Palestina.
Una división de la sociedad libanesa.

No es lo mismo Moratín que Moratinos, pero los dos han hecho "el sí de las niñas":
- "¡ Síííííííí !"

11 diciembre 2006

Líbano y "la situación".

La gente está deprimida, sin energía, pesimista; será el otoño, la crisis económica, la falta de perspectivas, el hastío, o "la situación": los libaneses se refieren así a lo que está pasando, "la situación".
La situación es que el país está dividido en dos bandos a cual más surrealista. Y los que no creen en ninguno de los dos bandos se quedan en su casa.
"La situación" es un callejón sin salida.
Por un lado están los llamados "prosirios", los que han bloqueado el centro de la ciudad para presionar al gobierno y hacerlo caer. Los partidos en el gobierno los consideran una marioneta de Irán y Siria. Puede que sea verdad y puede que no.
En las manifestaciones no hay ninguna alusión ni a Siria ni a Irán, lo que sí hay es gente humilde que viene de los barrios de las afueras al opulento centro al que normalmente no tienen acceso.
Este bloque extraño está formado por "nuevos amigos": el Hizbullah chiíta, que controla la seguridad, y a su lado su ex-enemigo acérrimo, los también chiítas de Amal.
Y también los seguidores del general Aoun, cristiano maronita que hizo la guerra al ejército sirio y huyó de Líbano para que éste no lo matara. El gran "antisirio" convertido en "prosirio".
Y también los maronitas de Sleiman Frangié, tradicionalmente cercanos a Siria. Y los comunistas. Y los partidarios de la unión de Siria y Líbano...
Todos juntos durmiendo en tiendas de campaña, bailando dabké, paseando, escuchando los discursos de sus líderes.

Por el otro lado, el no menos surrealista bloque del "14 de marzo", los llamados "antisirios", aunque algunos de ellos fueran muy amigos del régimen sirio hasta hace bien poco tiempo. Se les llama también "pro-occidentales" y los otros los consideran una marioneta de Estados Unidos.
Aquí están el primer ministro Fouad Siniora y los ministros que quedan en el gobierno.
Y lo forman los sunitas del multimillonario Saad Hariri, que heredó el puesto de líder de su padre Rafic Hariri cuando éste último fue asesinado. Y junto a ellos, los drusos del neoantisirio, señor feudal y líder, no es broma, del Partido Socialista a pesar de vivir en un palacio, Walid Joumblat, famoso por sus continuos cambios de posición política. Y los cristianos maronitas de la ultraderecha, los falangistas, los seguidores del "Doctor" Geagea, recientemente salido de prisión y acusado de crímenes de guerra.
Los que vivieron la guerra civil cuentan que, aunque sólo Geagea fue condenado, rarísimo es el jefe político actual que no tiene las manos manchadas de sangre, en uno y otro bando.

Parece que los han barajado y a cada uno lo han puesto en uno de los dos bandos al azar.
Da la sensación de que los dos grupos están manejados, al menos influidos o presionados, por países extranjeros.
Lo que está claro es que se ha conseguido la división del país y que no se vislumbra una solución aceptable para todos.

Los primeros hicieron ayer una manifestación multitudinaria, pacífica y festiva y amenazan con endurecer las protestas hasta que el gobierno renuncie. Se han puesto en una situación en la que es difícil ya echarse atrás.
Los segundos lo consideran un intento de golpe de estado y reafirman cada día que no darán el brazo a torcer. Y tampoco pueden ya echarse atrás.

Y se están creando todas las condiciones para que estalle la violencia entre libaneses y para que haya choques interconfesionales.
Oriente Medio siempre ha sido un modelo de convivencia religiosa pero algunos países están empeñados en que no sea así.
El hecho es que poca solución se atisba ante esta situación.
Lo mejor sería cambiar de líderes, liberar al país de los clanes, abrir la democracia libanesa a todos los ciudadanos, impedir las manipulaciones de otros países...
Pero esto no parece muy realista porque las garrapatas locales están muy agarradas a la carne de Líbano y las garrapatas de Oriente y Occidente tienen demasiados intereses como para dejar en paz a Líbano.

Por eso quizás la única salida sería convocar unas elecciones anticipadas, como se hace en países democráticos cuando la solución no es sostenible, y elegir presidente, primer ministro y parlamento; y cambiar el sistema electoral para hacerlo más justo y representativo.
En resumen, dejar que los libaneses se expresen y digan quién quieren que los gobierne.
Si esto no pasa, si no se hace también un gobierno de unión nacional, parece que el futuro de Líbano se presenta bastante oscuro.

08 diciembre 2006

La impunidad de los privilegiados.

"Cerca de 180 soldados, civiles y policías miembros de las fuerzas de mantenimiento de la paz bajo mando de la ONU en el mundo han sido sancionados desde el 2004 por abuso y explotación sexual, ha declarado el portavoz de la ONU.
Desde enero del 2004, la Onu ha investigado a 319 de sus empleados. Esto ha conducido a la dimisión de 18 civiles y a la repatriación de 144 militares, según la ONU".

Los números son enormes, pero lo son mucho más teniendo en cuenta que son personas en misión humanitaria y de paz.
Y aún son más enormes si pensamos en que éstos son los datos oficiales hechos públicos por la propia ONU, una organización cuya reputación se ve dañada por estos escándalos y por lo tanto tendrá tendencia a minimizarlos.
Y más enormes todavía son los números si consideramos que las víctimas de estos abusos son personas sin protección (de hecho se supone que sus violadores han ido allí a protegerlos), de países del tercer mundo en general, países donde en muchos casos no se respetan los derechos humanos, donde un paria no tiene a nadie a quien quejarse o reclamar. Gente que ha sufrido violencias, guerras, catástrofes, hambre,...
¿Cuántas de estas violaciones han quedado impunes por el miedo de las víctimas a hablar, a acusar a todo un señor Casco Azul?
Bueno, impunes parece que han quedado todas porque a estos privilegiados ni se les condena, ni se les juzga siquiera. Como mucho se les "investiga" y en casos extremos se les "repatría" para que no sigan violando.
Alguno incluso "dimite", lo cual debe de ser muy doloroso teniendo en cuenta las condiciones con las que trabaja esta gente, con sueldos astronómicos y estatus de diplomático.
Lo peor sin embargo es la mentalidad neocolonizadora y la ignorancia con la que algunos llegan: convencidos de pertenecer a una civilización superior y, por tanto, con derecho, entre otros, de pernada.

Más claro lo dijo TK Frank en su canción "Teorías, filosofías, esplicaciones...":
"(...) Si cometes una infracción que en teoría es justificable,
han de ser sólidos tus argumentos para no ser el culpable.
Aunque me he explicado mal:
el culpable siempre serás,
lo que ocurre es que en ese momento era justo infraccionar.
Un Casco Azul, por ejemplo, va a un país en guerra a pacificar
y cuando ve el culo de una indígena sólo piensa en infraccionar.
Infracciona violando, abusando, pegando,
pero el ser un Casco Azul tal acto está justificando.
Total, se trataba de una sucia adolescente, maloliente,
africana, que no vale na' de nada,
ante el poder pacificador de un casco azul perteneciente
a la gran y poderosa armada norteamericana (...)".

El polonium, las armas de destrucción masiva, los super-atentados, la guerra bacteriólogica, la gripe del pollo, el antrax, los meteoritos...

Así funcionamos los humanos desde niños, si nos meten miedo obedecemos:
"Lleva esta bufanda que te aprieta el cuello porque si no vas a coger frío y te van a poner inyecciones".
"Si vas allí, viene el hombre del saco y te lleva".
"Ponga aquí su huella dactilar y muéstreme todo lo que lleva porque hay terroristas sueltos que quieren matarnos".
Pero tenemos poca memoria, así que hay que sacarse de la manga a un coco cada cierto tiempo.

El nuevo hombre del saco se llama Polonium y es malísimo.
"RADIOACTIVIDAD encontrada en 12 lugares de Londres". "British Airways trata de localizar a más de 33.000 PASAJEROS de sus vuelos para someterlos a pruebas de deteccción de polonium".
"El restaurante de sushi donde comió Litvinenko cerrado". "Encontradas HUELLAS DE RADIOACTIVIDAD en un familiar de Litvinenko". "CONTAMINACIÓN de polonium en un campo de fútbol de Londres"."El gobierno de Grecia (?) toma muy en serio la AMENAZA".
Éstas son las portadas de los periódicos y de los telediarios cada día.

Pero también hay una letra pequeña, muy pequeña, hay que buscarla con lupa, no aparece en los titulares:
El polonium 210, que ha envenenado al ex-agente Alexandre Litvinenko es un tóxico extremadamente peligroso si penetra en el cuerpo, pero si no, no representa ningún riesgo, remarcan los expertos.
Los restos encontrados en los lugares frecuentados por Litvinenko antes de su muerte son en principio inofensivos, según el director del Instituto de Radioprotección del Hombre en el IRSN, el profesor P. Gourmelon.
El riesgo de contaminación indirecta por polonium es muy débil. Sus rayos gamma (que atraviesan los tejidos) son mínimos.
Difunde más de un 99% de rayos alfa, que un papel de cigarrillo puede parar y cuyas partículas tienen un recorrido de menos de 4 cm.
Para enfermar a una persona se necesita una masa de alrededor de un microgramo, lo cual es enorme, recalca el experto.
El polonium está presente en todas partes en la naturaleza en dosis infinitesimales.
En resumen, en relación a los riesgos corridos por las personas que han frecuentado los mismos lugares que Litvinenko: "no hay que tener pánico ni angustia".

Algo no cuadra.
Pero lo importante es que somos más dóciles cuando nos sentimos amenazados.
Y siempre nos sentimos amenazados.