23 enero 2015

Serie: Misterios insondables del alma humana y de la naturaleza. 1. En ocasiones veo morros.

Sí, en incontables ocasiones he observado a seres humanos sacando los labios y redondeándolos en el instante de inmortalizarse tristemente en una auto-foto. O sea, lo que viene llamándose poner morritos al hacerse un selfie. Esta tendencia es  más acusada entre individuos del sexo biológico femenino pero no exclusiva de ellos. He intentado explicarlo a la luz de la ciencia. ¿Acaso se trata de la llamada "pose sexi"? ¿Quizás sea un movimiento involuntario de los labios  debido al esfuerzo de encontrar la mejor orientación de ese eje primordial brazo-cámara? Puede que sea simplemente una contracción del músculo labial provocada por el estiramiento del brazo. La respuesta no es definitiva.
Cansinas.