12 marzo 2017

Serie: Portadas gloriosas del "¡Hola!".

¡Menudo sieso el tal Feliciano! Porque los divorcios hay que pedirlos con alegría, joer.
Ella, por su parte, no es que no dé crédito a sus ojos, es que simplemente no da crédito, así que abstenerse de pedirle un préstamo.
En la parte de abajo, notición sobre la familia real británica, que son tan rancios como uno que me sé yo, casi. Parece ser que tienen un balcón desde donde envezencuando se muestran unos minutos al populacho súbdito, que, satisfecho de la actuación, corre al pub a cocerse, no sin antes haber comprado una taza con la foto de tan graciosas majestades, graciosas que te partes el pecho.
Yo ya sé que "nonagésimo cumpleaños" es muy difícil, pero un periodista debería conocerlo.



albaca3